· Piel Atópica

estás en : BABÉ > Cuidados > · Piel Atópica
¿Qué es la Dermatitis Atópica?  
Es una enfermedad inflamatoria de la piel de carácter crónico, tendencia hereditaria y de tipo alérgico, que se manifiesta en forma de brotes dando lugar a la aparición de piel muy seca y sensible, junto con un intenso picor.
 
¿Cómo evoluciona?
Evoluciona con periodos de crisis (brotes) que se alternan con periodos de mejoría. La duración es larga, aunque benigna y no contagiosa.
 
¿Es frecuente?
La población afectada es cada vez mayor, aumentando año tras año.
2 de cada 10 personas padecen esta enfermedad en alguna etapa de su vida y en más del 80% de los casos aparece antes de los 5 años.
Es más frecuente en los países industrializados ya que se relaciona con una menor calidad ambiental.
 
¿Cuál es la causa que la origina?
Se desconoce la causa que la origina, pero se sabe que influyen factores genéticos, alérgicos y alteraciones en la hidratación de la piel.
Si existe una historia familiar de atopia (asma, rinitis, dermatitis) hay altas probabilidades de tener hijos que padezcan esta enfermedad.
 
Localización de las lesiones de piel atópica en función de la edad:
 
 
 
Consejos para aumentar la calidad de vida:
 
Higiene y Cuidado Corporal
  • El baño diario debe ser corto, de 5 a 10 minutos, y con agua templada. Evitar el uso de esponjas de baño.
  • El jabón debe contener un porcentaje alto de aceites emolientes ya que así se contrarresta la sequedad de la piel.
  • Después del baño, la piel debe secarse de manera suave, dando palmaditas, sin frotar con la toalla.
  • A continuación, aplicar en las zonas secas, con la piel húmeda siempre una crema emoliente que aporte lípidos y nutrición, y reaplicar cuando sea necesario.
Alimentación  
  • Los ácidos grasos esenciales (aceite de borraja o de onagra, prímula y linaza), aseguran a la piel cohesión y suavidad, manteniendo su hidratación.
Ropa  
  • Vestir con ropa suelta y transpirable, de lino o algodón. Al lavar la ropa, usar jabón neutro y evitar los suavizantes.
  • Evitar los tejidos sintéticos y la lana ya que son potencialmente irritantes.
Agentes Irritantes
  • Evitar el acúmulo de polvo, limpiando adecuadamente alfombras, cortinas, etc.
  • Evitar el contacto con sustancias irritantes o con animales con mucho pelo o pluma. Si no es posible, usar guantes.
  • Evitar dormir en colchones o almohadas de tipo gomaespuma.
  
En BABÉ te proponemos un TRATAMIENTO específico y diario que aporta soluciones a la PIEL ATÓPICA de los bebés y los niños así como de los adultos. Sus productos se adaptan a las necesidades de la piel para que recupere su hidratación óptima, ayudan a romper el ciclo picor-rascado y disminuyen el uso de corticoides.
 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.